Hola querido lector, soy Ángel Miguel Martinez, abogado y gerente del despacho evolución legal abogados.

Como prometí en mi anterior artículo en este vamos a adentrarnos en el mundo de las pensiones, trataré de explicar las clases de pensión por incapacidad, cual es la definición y consecuencia de la incapacidad permanente, veremos los tres tipos que hay y requisitos para solicitarla en caso de que estimes que por motivos de salud tienes derecho a que te la concedan.

 

Bien, para entender que es la incapacidad permanente diríamos que una persona recibe un dinero “pensión” en su modalidad contributiva, es decir esta trabajando o en una ficción jurídica que se asume como si se estuviese trabajando y esta pensión se la paga el INSS o la MUTUA como gestora, porque tras una enfermedad (laboral o no) o un accidente, pierde ciertas capacidades de “forma permanente”, que le afectan para seguir desarrollando sus labores profesionales, en las mismas condiciones que otra persona puede realizar.

 

Me gustaría destacar lo de “forma permanente”, para decir que el carácter definitivo del resultado de la evolución clínica es muy importante a la hora de conceder una pensión de estas características, resulta en ocasiones relativamente sencillo, si por ejemplo un camionero pierde su visión por enfermedad o accidente, como resulta lógico no podrá seguir llevando un vehículo como el camión, pero quizás puedan surgir ciertas dudas en otros casos como por ejemplo, que ese mismo camionero pierda el dedo meñique de la mano izquierda, ahí la cuestión de una Incapacidad Total sería posible dependiendo de otros factores y resultado final de su situación clínica, pero del todo imposible que se le concediera una Incapacidad Absoluta pues las actividades profesionales que se pueden realizar sin el dedo meñique de la mano izquierda, son infinitas.

Clases de pensión por incapacidad

Tras esta breve introducción analizaremos los tres grados de incapacidad permanente TOTAL, ABSOLUTA y GRAN INVALIDEZ ya que cada una tiene unas prestaciones económicas concretas y unos requisitos específicos que entramos en detalle a continuación.

 

Incapacidad Total para la profesión habitual, este tipo de pensión puede venir motivada por una enfermedad común, accidente de trabajo o fuera de él y por enfermedad profesional.

 

Cada circunstancia tiene unas características especificas para el calculo de la pensión o para identificar el tiempo mínimo cotizado.

 

Lo que si tienen en común es que debes estar de alta o en alta asimilada y no tener edad de percibir la pensión por jubilación.

 

Dicho esto, tras averiguar el importe que te queda de pensión se aplica el 55% del mismo para así identificar el montante mensual a percibir, es decir si te sale una base de calculo de 1.000 € al mes pues te corresponde percibir 550 € pudiendo ampliarse un 20 % más en algunos casos, ojo esta pensión tributa por lo que no es oro todo lo que reluce y si percibes el 20% adicional, se supone que no se puede trabajar.

 

Compatible con el trabajo, pues como dije en mi anterior articulo pues sí, pero con sus especialidades y requisitos. Principalmente que NO coincida con el trabajo que se realizaba en el momento del hecho causante y que por supuesto dejas de estar habilitado para el mismo, tener en cuenta que el grupo profesional también es objeto de revisión, como ejemplo no aconsejo a alguien que le han dado incapacidad permanente total para conductor de autobús, que se ponga a trabajar de conductor de camiones.

 

Incapacidad Permanente Absoluta Requisitos no tener edad de jubilación, estar de alta o alta asimilada y tener en cuenta que se debe tener cubierto un período previo de cotización si la incapacidad permanente deriva de enfermedad común o si la incapacidad permanente deriva de accidente no laboral y el interesado no se encuentra en situación de alta ni asimilada.

 

Bueno aquí se percibe el 100% de la base reguladora con posibles incrementos dependiendo de algunas circunstancias específicas y además exentas de IRPF, es decir no tributan.

 

Se puede trabajar, pues bueno aquí pongo directamente el corta pega pues me gusta mucho:

 

La pensión no impedirá el ejercicio de aquellas actividades, sean o no lucrativas, compatibles con el estado del inválido y que no representen un cambio en su capacidad de trabajo a efectos de revisión”.

 

Solo un detalle, por favor técnicos del INSS, rectifiquen que !!!no somos inválidos!!! Somos gente super válida, tengamos la discapacidad que tengamos.

 

Gran invalidez Es bastante similar como requisitos por lo que no voy a entrar al detalle.

 

El importe es el del 100 % de la base reguladora pero hay circunstancias de incremento del 30% al 50%.

 

Lo interesante es en relación al trabajo, que repite el texto de la absoluta, por lo que si se puede realizar actividad sea o no remunerada siempre que se ajuste a las características de cada persona.

 

Por favor recordad que a cada caso concreto se le debe analizar con mucha profundidad, aquí lo que dejo es una orientación para que no pille a nadie como desconocedor absoluto de su circunstancia personal, pero por supuesto en evolución legal abogados te podemos informar de forma personalizada de tu asunto en cuestión.

 

El próximo artículo y por petición de muchos clientes, voy a hablar de la reclamación a los bancos de los gastos de la hipoteca. Pueden seguirnos en Facebook y estar al día con las noticias de actualidad.